La rinitis alérgica es muy frecuente con la llegada de la primavera. Se trata de cuadros banales pero pueden llegar a ser muy molestos.

Las causas más frecuentes se deben a exposición o inhalación de agentes potencialmente alérgicos para algunas personas, como polvo, pelo o polen. La rinitis alérgica es una afección de la mucosa nasal que produce estornudos, picor, obstrucción, secreciones nasales y en ocasiones falta de olfato. Suele ser muy persistente y dar síntomas diarios, aunque dependiendo de la causa de la inflamación puede dar síntomas solo en temporada concretas.

La mucosa nasal tiene una gran cantidad de vasos sanguíneos y cuando al inhalar el aire se ponen en contacto con elementos a los que se es alérgico, éstos se dilatan produciendo cuadros de secreción y obstrucción nasal.

¿Qué tipos de Rinitis alérgica hay?

  • Perenne: es decir, una alergia constante y mantenida a ciertos elementos. Los más usuales son ácaros que se encuentran en el polvo, algunos tipos de hongos microscópicos o al pelo de algunas mascotas.
  • Ocasional: exposiciones accidentales a algunos elementos que nos producen alergia.
  • Estacional: son muy comunes con la llegada de la primavera y están causada por polen de gramíneas, polen de pino polen de parietaria, polen de artemisa…que son transportadas por el viento.

Sintomas de la Rinitis Alérgica:

Los síntomas aparecen rápidamente, poco después de estar en contacto con los elementos a los cuales se es alérgico. Los más habituales son :

  • Picazón en la nariz, la boca, los ojos, la garganta, la piel o en cualquier área
  • Problemas con el olfato
  • Rinorrea
  • Estornudos
  • Ojos llorosos
  • Nariz tapada

Aunque no son peligrosos, si son muy incómodos y por la noche dificultan el descanso ya que cuando la nariz esta tapada se respira mal.

Tratamiento

El mejor tratamiento es evitar el contacto con los elementos que causan la alergia. Esto es muchas veces imposible puesto que el polen esta por todas partes.

La estrategia de tratamiento tiene tres vías de acción:

  • Antihistamínicos

Pueden tomarse por vía oral o bien nasal en aerosol. Actúan evitando la liberación de histamina que es un mediador de la inflamación. Son efectivos pero en algunos casos pueden causar somnolencia.

  • Corticosteoides

Son muy efectivos vía nasal tanto en pomada como aerosol.

  • Descongestionantes nasales

Actúan como vasoconstrictores sobre los vasos sanguíneos nasales. Son de acción muy rápida cortando la secreción nasal y despejando la nariz. Tiene efecto rebote, es decir, con su uso prolongado, acaban produciendo de nuevo una dilatación vascular nasal compensatoria.

Ahora en primavera no dejes que la rinitis alérgica te incomode y no te deje dormir. ¡¡Ven a vernos a la farmacia y te solucionaremos el problema!!